Es el conjunto de medidas y procedimientos rutinarios para evitar la aparición a futuro de las enfermedades del aparato estomatognático.